Productos de Segunda Mano: La compra más ecológica

Cash Apoyo Efectivo

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Este artículo se escribió y publicó originalmente en el Blog Sostenible, el cuál recomendamos mucho, nos pareció relevante para Cash ya que vendemos artículos de segunda mano.

La opción de compra más ecológica es, en general, no comprar nada. Pero claro, salirse del sistema totalmente puede no ser fácil, o puede ser más fácil de lo que pensamos (aquí hay un caso real). La decisión de comprar algo, debe ser una decisión consciente, no impulsiva. Pero cuando ya hemos decidido conscientemente que vamos a comprar algo, los productos de segunda mano ofrecen ventajas que el comprador ecológico debe analizar. Estás son algunas:

  • Comprar productos usados evita (o al menos reduce) la necesidad de extraer materiales de la Naturaleza.
  • Permite que materiales ya extraídos se utilicen más, haciéndole un favor al anterior propietario. Aunque haya que cambiar alguna pieza, el beneficio es evidente.
  • Son productos más baratos, y en Internet se encuentran webs donde se ofrecen todo tipo de productos, aunque son preferibles las tiendas locales (favoreciendo el ecológico comercio local).

Comprando (y vendiendo) productos usados ralentizamos la maquinaria industrial (la famosa “flecha dorada del consumo” del genial vídeo de Annie Leonard), y eso ofrece un respiro a la Naturaleza. Eso podría no ser del todo cierto si el vendedor usa el dinero para comprar productos nuevos, pero eso es responsabilidad del vendedor, no del comprador: Siempre hay que tener en cuenta que lo mejor es aprovechar las cosas hasta el final. Ejemplos:

  • Si el coche (o el móvil, ordenador…) sigue prestando el servicio para el que fue comprado, es mejor no cambiarlo, salvo que su mantenimiento sea excesivo (aunque hay tiendas de recambios usados muy baratos). Pero en materia de “coches” nada será sostenible.
  • Las bicicletas de segunda mano son una buena y barata opción para animarse a pedalear. Siempre se pueden revender.
  • La fabricación de ropa tiene un fuerte impacto ambiental (especialmente el algodón) y es complicado encontrar fibras sostenibles. Por ello, la ropa de segunda mano también ha de ser una opción. La ropa antigua puede arreglarse o usarse para tareas donde la elegancia no sea lo prioritario (deporte, excursiones…). En muchas ciudades hay tiendas gratis, como en Málaga, donde puedes llevar tu ropa que no uses y llevarte otra, saliendose de la dictadura de la moda, y de la lógica económica. BlogSOStenible ya elogió hace tiempo lo viejo, con el ejemplo de los calcetines del ex director del Banco Mundial.
  • Es una pena tirar o acumular muebles,  libros… cuando pueden restaurarse, o encontrarles alguien que les dé utilidad.
  • En electrodomésticos, como en casi todo, es dudoso que sea mejor comprar uno nuevo «ecológico» antes de aprovechar uno antiguo (o de segunda mano) que funcione adecuadamente.

Una de las cosas buenas de las crisis es que fomenta que la gente aproveche mejor sus productos (ley de las 3 erres), y que use más el mercado de segunda mano, además de una economía alternativa basada en monedas locales complementarias, los sistemas LETS (en Málaga, por ejemplo, está la moneda complementaria el Común). Pero la crisis tiene otras muchas alternativas.

Reflexión final: Intuyo que la mayoría de la gente que lea esto hasta el final será gente ya concienciada. Si el artículo te ha hecho reflexionar en algo, o bien, tienes experiencias o ideas en compra-venta de productos de segunda mano, por favor, pon un comentario con tus pensamientos al respecto. Gracias.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más noticias

Préstamo prendario Cash
Aprende

Requisitos préstamo

Si tienes más de 3 meses sin actualizar tus datos en Sucursal, para mayor seguridad en tu operación se te pedirá una Identificación Oficial vigente. En caso